Del Desierto al Gugenheim: las Alcaparras de Ballobar

Esta siendo estos días en Bilbao el salón Algusto , mitad Slow Food, mitad gastronomía artesanal minoritaria. Un salón en muchos modos exquisito y exótico

He estado porque se hablaba por una vez , de la stevia, como planta en gastronomía, pero también por ver a viejos conocidos y por tomarle el pulso

La primera visita fue para los del Desierto de los Monegros, los cultivadores-rescatadores de una planta con gran nombre y fama en tiempos antiguos, la Alcaparra de Ballobar

Esta imagen es de los capullos de la alcaparra, que deben de ser recogidos en el suelo (es una planta rastrera) en pleno agosto bajo el sol mas sofocante – téngase en cuenta de que no es lo mismo agosto en el apartamento de la playa que agosto en el desierto monegrino – hasta reunir 7.000 flores de alcaparra como estas de la foto para conseguir reunir … UN KILO

El aprecio que se hacia de este producto en tiempos antiguos era extremo dado que aparecen citadas en documentos registrales del siglo XIV, y eran reclamadas desde Rusia , de la Corte del Zar, que la tenían en tan alto aprecio que las pagaban intercambiandolas por el mismo peso en … caviar dorado (reservado exclusivamente para el zarevich)

El trabajo ímprobo de recuperar una especie casi extinguida, su cultivo de nuevo , su laboriosa recogida bajo las condiciones de trabajo mas duras imaginables tienen también su recompensa y esta alcanzando las cotas de prestigio que tuvo en tiempos anteriores

Actualmente pueden disfrutarse en varios restaurantes de primera linea, por ejemplo el del grupo de Martín Berasategui, en el Guggenheim, cuyo jefe de cocina es Josean Martínez Alija en cuya carta aparece ya citado con nombres y apellidos

La alcaparra en el desierto es un milagro natural. No le gusta el tiempo húmedo y tormentoso (raro por allí) y en cambio soporta los climas mas extremos gracias a un sistema radicular extremo pues alcanza sus raíces hasta 30 metros de profundidad a pesar de que la mata no llega a levantar ni medio metro de altura

La especialización le ha facilitado la supervivencia y defiende sus frutos ferozmente con unas espinas que hacen aun mas difícil su recolección

Fue traída por los romanos que poblaron esta área monegrina con mansios, fuentes romanas como la de Bourtina (Almudévar), calzadas romanas que unían a Pertusa con Osca …

Pero entre otras joyas culturales nos dejaron ésta, la gastronomica y mediterránea alcaparra para que la criáramos en el desierto hasta obtener una gema vegetal de valor inigualable

XXXLimagenRestaurante Guggenheim Bilbao Avda. Abandoibarra nº 2 , 48001 Bilbao, Vizcaya, tel.: 944 239 333 email: info@restauranteguggenheim.com /// Alcaparra de Ballobar web

separador

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s