Cafe y Diabetes

Investigadores hallaron que entre más de 12.000 adultos de mediana edad, aquellos que bebían cuatro o más tazas de café por día tenían menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que los que rara vez consumían la infusión.
Los resultados, publicados en American Journal of Epidemiology, coinciden con los de varios estudios previos.
Aunque se desconoce la causa, una posibilidad sería que ciertos componentes del café, como el magnesio o el ácido clorogénico, mejoren la regulación orgánica del azúcar en la sangre.

Algunos estudios sugieren que el café cafeinado aumenta el metabolismo de manera que ayudaría a controlar el peso corporal.
La diabetes tipo 2 aparece cuando el cuerpo pierde la sensibilidad a la hormona insulina, que transporta el azúcar de la sangre a las células para ser utilizada como energía. Este trastorno está muy relacionado con la obesidad.
A diferencia de lo que sucede con el café, ciertos estudios relacionaron las gaseosas y los jugos azucarados con la obesidad y un mayor riesgo de diabetes.

Sin embargo, en el nuevo estudio, el gusto por las bebidas dulces no fue un factor de riesgo de diabetes.
Aun así, los resultados no dan luz verde para consumir café y bebidas azucaradas en exceso, advirtió el equipo dirigido por Nina P. Paynter, de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, en Baltimore.
Como siempre, debe prevalecer la moderación, dijo a Reuters Health la autora senior del estudio, la doctora W. H. Linda Kao.

“Pensamos que es demasiado prematuro recomendar el consumo de café”, señaló la experta.
Si bien no existe evidencia de que el café sea “malo” para el riesgo de diabetes, los estudios relacionaron su consumo con otras enfermedades, como la hipertensión, destacó Kao.

En cuanto a la falta de conexión entre las bebidas azucaradas y la diabetes tipo 2, los investigadores sostienen que es sorpresiva.
Con todo, en general los adultos de mediana edad que participaron en el estudio bebieron pocas bebidas azucaradas, de modo que es posible que eso haya oscurecido toda relación con la diabetes, coincidieron Kao y Paynter.
“La moderación con el café sigue siendo importante y las bebidas azucaradas se deberían consumir con precaución”, dijo Kao.
El equipo obtuvo los resultados a partir de los datos de 12.204 estadounidenses de mediana edad, sin diabetes al inicio del estudio y a los que siguieron entre 1987 y 1999.

XXXLimagen Bebedores de cafe

separador

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s