Bajo una nube de mosto , el Ribeiro en vendimia

Paro en este viaje de vuelta. Llamo a un viejo numero de móvil almacenado en una pagina de la agenda que esta ya arrugada y sobada

Me esperan.

Al atracar , el olor es omnipresente . Olor a alcohol de vino como una nube sobre el gigantesco edificio

Actividad desbordante a pesar de la deshora, como si se tratase de una colmena

Es una bodega del Riveiro . No se parece en nada a las que conocí hace años . Oscuras con el olor pringosos pegandose a las paredes

Adoro el olor del mosto , desde que de niños lo bebíamos en el lagar mientras unos apretaban tirando de la barra del lagar, con los pies puestos en la pared, en un autentico muelle de músculos .. y los mas pequeños con una lata que fuera de sardinas , a modo de cazo, capturábamos el dulce mosto mientras derramaba babexando por el pitorro de piedra del anciano lagar que esperaba paciente todo el año estos días de risas, esfuerzos y juventud . Mosto, avispas, calor vegetal recién traído de la viña , todo envuelto en el olor de la vendimia, la felicidad del campo

Me hace de cicerone, Argimiro, autentico nombre para un héroe de la guerra de Troya, que hoy no va de traje (no se lo digo pero la formalidad del traje le sienta como la corbata a un cerdo, en vaqueros y camisa esta mas en su papel .No entiendo como ciertas profesiones se arrodillan ante los clichés y pierden eficacia en su mensaje . Un vinatero no tiene que vestir de obispo, tampoco de tabernero, pero un vinatero debe ir de vinatero, no disfrazado de empleado de banca o de empleado del Corte Ingles ) .

No se lo digo, debería haberlo descubierto por su cuenta . Un día si me pagan , haré de asesor de imagen de mandos medios

Argimiro es el gerente de esta bodega, es el espolón de proa, de 40 empleados, de 600 agricultores del vino y de miles mas que son sus familias . No le pido cifras de ventas ni millones de facturación, se me escapan esas dimensiones pero puedo hacerme la idea de lo que son 600 tractores en fila transportando la uva a las bodegas de la cooperativa, de 600 mujeres , saliendo a hacer la compra a para la familia , los 600 hijos esperando el autobús escolar y las 600 hijas mayores saliendo a tomar el tren porque van a la universidad . Un ejercito de ilusiones, ansiedades, fuerza y pasión

Todos dependen de la viña, del amor a las cepas, del cuidado amoroso todo el año a los pampanos y el miedo a la incertidumbre climatológica

Pero este año ha sido glorioso . No hubo nunca un año tan rematadamente bueno para el final de la campaña . Calor para maduración optima, altas temperaturas y una media alta . Sequedad ambiental y ni un mal chaparrón para aguar el mosto .

Argimiro me cita fechas . Desde que se tiene registros esta bondad climatológica no se había conocido

Me alegro íntimamente de estar presente en esta cosecha que será histórica en la calidad del vino . No en cantidad, pero si en su nivel optimo

Gloria a Baco !

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s