Resveratrol para la supervivencia

XXXLimagenLina Larrayad , corresponsal especial desde el desierto monegrino

Nuestra ‘observadora’ amplia la noticia sobre el resveratrol, con unas muy interesantes pruebas científicas publicadas recientemente

Un estudio demuestra que el resveratrol mejora la salud y la supervivencia de ratones en dietas hipercalóricas según un experimento realizado en el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (Universidad Pablo de Olavide/CSIC) que es el único centro español que ha participado en este estudio publicado en la edición digital de Nature, coordinado por la Universidad de Harvard y el NIA de Baltimore

El resveratrol es un compuesto natural que se encuentra en alimentos como uvas, nueces y vino y que recientemente ha sido comercializado como ‘harina de vino’

Los ratones envejecidos y obesos cuya dieta rica en calorías (grasas) ha sido suplementada con resveratrol, tienen una mejor salud y mayor supervivencia que los ratones obesos y envejecidos que no tomaron este producto, de acuerdo con un estudio publicado ayer miércoles por la tarde en la edición on line de Nature en el que ha participado el grupo de investigación dirigido por el investigador Plácido Navas.

Estos hallazgos demuestran por primera vez que el resveratrol, un activador de una familia de enzimas llamadas sirtuinas, podría afectar la salud y la supervivencia de los mamíferos.

XXXLimagenEste trabajo describe el resultado de un estudio en ratones de un año de vida que se sometieron a tres dietas diferentes durante seis meses: una dieta normal, una dieta hipercalórica (grasas) y en esta última misma dieta suplementada con resveratrol. Los investigadores analizaron diversas variables que se usan como indicadores de salud además del grado de supervivencia de los animales. El estudio demuestra que sólo después de seis meses de tratamiento, el resveratrol había evitado la mayoría de los efectos negativos de la obesidad generada por una dieta hipercalórica.

Los datos más significativos son:

1. La curvas de supervivencia de los grupos alimentados con dieta hipercalórica y con esta dieta más resveratrol empezaron a divergir a partir de la semana 60, en la que los animales con resveratrol ya tenían una ventaja de unos 3-4 meses de ventaja en la supervivencia. Al envejecer, a mitad de los ratones sometidos a una dieta rica en grasas habían muerto mientras que el grupo con resveratrol sólo lo habían hecho menos de un tercio.
2. Los ratones obesos tratados con resveratrol estaba más sanos que los obesos sin tratar. Por ejemplo, los ratones obesos tenían una mayor concentración de insulina, glucosa y el factor de crecimiento IGF-1, marcadores que en humanos predicen el desarrollo de la diabetes, comparado con los ratones obesos tratados con resveratrol. Sin embargo, el resveratrol no tiene mejores marcadores de salud que los ratones alimentados con una dieta normal.
3. El hígado mostró las mayores diferencias en los parámetros de salud entre los distintos grupos de ratones. El tamaño y el peso de este órgano en los animales no tratados con resveratrol era el doble que el de los ratones tratados con resveratrol. Los hepatocitos de estos hígados tratados con resveratrol también tenían un aspecto saludable. Entre otros aspectos hay que destacar que poseen más mitocondrias que los alimentados sólo con la dieta hipercalórica. Las mitocondrias son las estructuras que se encargan de metabolizar los azúcares y lípidos para la producción de energía.
4. El resveratrol produce también cambios en la expresión de genes cuyos productos participan en rutas metabólicas básicas para el organismo que también se ven afectadas por la restricción calórica, que es una intervención que aumenta la longevidad de los animales.
5. Además, el análisis del rendimiento físico durante el envejecimiento demuestra que en los ratones tratados con resveratrol mantienen sus habilidades motoras que pierden los ratones obesos. En este sentido, el resveratrol revierte los efectos negativos de la obesidad respeto a las habilidades de movimiento y coordinación.

El Dr. Richard J. Hodes, director del NIA, ha indicado que “actualmente hay un gran interés en identificar intervenciones que se puedan aplicar a mejorar la salud y la supervivencia, en especial para nuestros ancianos. Hoy en día los descubrimientos de la ciencia básica representan un paso importante en esta dirección. Al mismo tiempo, hay que ser precavidos porque éste es un estudio con ratones machos y nos queda mucha que aprender sobre la seguridad del resveratrol y su efectividad en los humanos”.

Este estudio ha sido posible gracias a un esfuerzo de colaboración internacional coordinado por la Universidad de Harvard y el Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) de Baltimore, en el que han participado el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla/CSIC), junto a las universidades Johns Hopkins, Baltimore (Estados Unidos), y Sydney (Australia). Además, han participado los centros de investigación americanos Pennington Biomedical, Salk Institute y Sirtris Pharmaceuticals.

XXXLimagenDUPO – Diario de la Universidad Pablo de Olavide

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s